¿ESTAMOS LISTOS PARA LA NUEVA NORMALIDAD?

/ / Blog

¿Estamos listos para la nueva normalidad? Pero, mas importante aún ¿ESTAMOS DISPUESTOS?

Del teclado de: José Luis “el ogro” Valdéz

Antes de comenzar veamos una conversación cotidiana, que nos ayude a visualizar el panorama.

  • “¡¡Compadre!! ¿Qué cree? Mañana cumple años mi chamaca y quiero hacerle su fiesta, ya esta invitada toda la familia, nomas falta que usted no se haga del rogar
    – No compadre como cree, aun estamos en contingencia, no podemos reunir a toda la familia, felicíteme a la niña y mañana le envío su regalo.
  • A que mi compadre tan creído, pos si eso es puro cuento, pero si no quiere venir allá usted, lastima que se deje manipular tan fácil y le valga mas su temor que la familia”

¿Cuántas veces hemos escuchado a personas lejanas o cercanas a nosotros hablar de esa forma? Estas personas que aún no creen que esta enfermedad sea una realidad global, solo porque se han visto beneficiados en esta lotería de estadísticas numéricas y no han padecido de forma directa un internamiento, o, peor aún, un deceso por covid-19.
Sin embargo, es muy sencillo y tentador criticar una postura de incredulidad, catalogando a alguien mas como necio e ignorante, simplemente porque, a nuestro criterio y punto de vista, no cumple con lo que nosotros consideramos como correcto.
Así que analicemos los dos puntos de vista y veamos que tan dispuestos estamos como sociedad a aceptar esta “nueva normalidad”:

Incrédulo: No cuenta con la suficiente información (a su criterio) y como no le ha pasado nada directamente a el o a sus cercanos, decide declarar que todo es falso.
Convencido: Considera que, en base a la información difundida por los medios de comunicación, la situación es de peligro y decide no apostar su salud y toma las debidas precauciones para cuidar su salud y la de TODOS los demás, no solo la de su familia.
Incrédulo: No esta dispuesto a modificar su conducta y se dice asumir el riesgo, comentando y afirmando que está en su derecho de enfermarse por su propia decisión y que, además, de algo se tendrá que morir.
Convencido: Opta por adoptar los consejos de salud para cuidar su salud y la de toda la comunidad evitando las conductas que pongan en riesgo a la población
Incrédulo: Su forma de vida es como el lo dicta y no esta dispuesto a modificarla por un rumor ni por una suposición y falsas noticias de un gobierno manipulador.
Convencido: Sabe que todo en la vida implica cambios y que muchos de ellos escapan a la voluntad personal, por lo tanto, debe tener capacidad de adaptación ante cualquier nuevo evento.

En este pequeño ejercicio vemos que existe una realidad en común, ambos sectores debemos convivir juntos, ya que al final todos somos parte de esta sociedad, así que la “nueva normalidad” deberá incluir tolerancia por ambas partes y saber que algunos la llevaran a cabo y otros definitivamente la van a ignorar.
Como resultado de esta situación, cada uno deberá asumir el resultado de sus decisiones e, inclusive, la de los demás miembros de la sociedad y entender que la nueva normalidad no nos va a preguntar si la aceptamos o no, simplemente existe y dependerá de cada uno de nosotros aceptarla y adaptarse, o ir en contra de ella.
Encomendando a cada uno de ustedes a su sentido común, (que en muchos casos, es el menos común de los sentidos), les deseo buena salud y buenas decisiones.

Deja tu comentario.